CON POLITICOS ASI NO NECESITAMOS ENEMIGOS

Los políticos españoles son una ruina.

La vergüenza de España es la corrupción política, las autonomías y el independentismos, que unidos con la deuda pública hacen dé España una nación débil y postrada a sus partidos políticos que tirando cada uno para sus intereses la están destrozando sin importarles para nada el pueblo y los ciudadanos que les votamos y los mantenemos con el chupete y privilegios que no se ganan ni merecen.
Tolerancia cero para la corrupción política y judicial en España.

Deja un comentario